Thursday, October 19, 2006

Las persianas del dolor
Positivo. Positivo. Positivo. Sin embargo, la noticia era negativa. El fin del mundo. Para La Caro, de quince años.
Hacía dos meses que la sangre de tu sangre no drenaba por tu cuerpo de niña púber.
Caro, Carito, la nena, la chiquita, esta vez, mujer. Como siempre, estabas sola.
Tus ojos negros, fuertes, esta vez, vidriosos, débiles. Tu mente, nublada. Tu pecho, tomado.
Te fuiste con la noticia entre tus dedos flacos, Carito, con tu análisis de madre entre tus manos. Lo tiraste. Lo rompiste en mil.
Llegaste, por fin, a la casa del padre de la criatura.
Te putió. Te trató de perra, tramposa, inmunda. Mandó a tu madre a parir, tantas veces.
“La puta que te parió. Seguro es de otro chabón”.
Tu vientre, delgado, esta vez, preñado. Tus pensamientos raptados. Tu garganta anudada. Tu corazón latía fuerte. Taquicardia emocional.
Caro, Carito, nena de piel morena, ojos oscuros, inmensos y expresivos, niña de pelo azabache, abundante y cortajeado, muchacha de senos pequeños y silueta frágil, ay, Carito, si todavía sos tan chiquita. Te tragaste tus propias lágrimas. Te cagaste en aquel día.

Me quiero matar ahora qué hago por qué yo si yo tomé las pastillas seguro eran truchazas si puedo volver atrás diosito te juro que no me dejo tocar ni un pelo la vieja tiene razón dios nos castiga siempre este dios de mierda le dije de mierda ahora se va a enojar más sacámelo si sos bueno vos la vieja no me puede ayudar el Carlo que se borró la patrona seguro me hecha no te puedo dar nada mejor no hago nada se me va a ir si salto corro trabajo limpio las escaleras que son larguísimas de la patrona ahí no hago cosas malas por qué si nosotros tomamos las pastillas con el Carlo una yo una él una yo una él y así hasta que se termine el mes.

Mientras caminabas, perdida, entre las calles de tierra, mil ideas chillaban en tu cabeza. El polvillo golpeaba tu piel áspera.
De pronto, la viste. Era La Juana. Te detuviste.
“¿Cuánto me va a costar?”, “Diez mangos”.
Si ni siquiera tenías esos diez pesos, pero juraste y perjuraste que en la semana los pagarías.
La Juana arrancó el perejil del patio. Te pidió que te bajaras la bombacha. Al rato, sangraste.
“Si tenés fiebre, pégame un grito”, te dijo.
A la noche volaste. Fiebre. Delirio. Miedo. Arcadas. Sangre, demasiada.
Hemorragia. Coágulos de dolor.
Gritaste, pero la Juana no pudo, esta vez, ayudarte.
A la mañana siguiente tu mamá te llevó al dispensario. Tu cuerpo empapado de rojo. Tus piernas bañadas en sangre. Alucinabas.

Tu resultado, Carito, esta vez fue diferente. Negativo. Negativo. Negativo.
Tu bebé drenó entre la sangre de tu sangre.
Y vos, la niña de los enormes ojos negros, esta vez cerraste tus persianas de dolor...y vos, Carito, hasta la eternidad le deberás esos diez pesos a La Juana.

12 Comments:

Blogger Cris said...

Este post ya fue publicado el año pasado en Pajaritos de Papel, el blog de mi amigo Jopi. Ahora es publicado en mis rutas con algunas modificaciones.

6:16 AM  
Anonymous Anonymous said...

Si me decís que esto es un cuento, no te creo.
Si me decís que esto no es un intento de respuesta a algún otro pensamiento, tampoco.
Un saludo, pulenta, de su amigo Nimo

6:30 AM  
Blogger Cris said...

no entiendo, ano de nimo...

esto es un intento de respuesta a algun otro pensamiento????
esto es un auto intento de justificar pensamientos propios?

necesito que seas mas claro asi podemos debatir el tema.

esto es un cuento, y caro no existe en si, pero existen otras caros.

7:02 AM  
Anonymous Anonymous said...

No, no, quise ser sutil y se me fue la mano. No me des bola. Explicarlo sería embarrarla más.
Vos sí que sos pulenta, yo no llego ni a harina 000.
Salute!

Nimo's

7:42 AM  
Blogger El Diego said...

parece un relato de mujeres asesinas...

12:31 PM  
Blogger GER! said...

Muy bueno Cris. Sería un cuento de ficción/no ficción. La contradicción lo hace más fascinante. Seguí así que venís mejorando un toco.

2:17 PM  
Blogger Cris said...

me queda la duda nimito!!!!!!!

diego, gracias por tu coment, aunque no se si eso es bueno o malo

ger, te aviso que vengo empeorando...por que? porque este cuento es re viejo!!!!! y si te parecio mejor que lo otro, veras, lo que esta debajo es lo nuevo y el cuento es lo viejo.

4:29 PM  
Anonymous Anonymous said...

Peeeeeerooooo, bueh, te cuento,
lo de la respuesta venía a otro blog que polemizaba sobre aborto, iu nou guaraimin?

Anonimoso

6:03 AM  
Blogger Cris said...

Ok
comprendi todoooo


noo, no es una respuesta al blog de flora

este texto lo escribi hace dos años, o sea que imagina......de hecho, como habia dicho y vos coincidiste, no tengo una postura sobre aborto. esta realidad, la de carolina, que no existe pero si existe, es una porcion de la realidad que me interesaba reflejar.

5:21 PM  
Blogger Cris said...

Ok
comprendi todoooo


noo, no es una respuesta al blog de flora

este texto lo escribi hace dos años, o sea que imagina......de hecho, como habia dicho y vos coincidiste, no tengo una postura sobre aborto. esta realidad, la de carolina, que no existe pero si existe, es una porcion de la realidad que me interesaba reflejar.

5:21 PM  
Blogger Cris said...

Ok
comprendi todoooo


noo, no es una respuesta al blog de flora

este texto lo escribi hace dos años, o sea que imagina......de hecho, como habia dicho y vos coincidiste, no tengo una postura sobre aborto. esta realidad, la de carolina, que no existe pero si existe, es una porcion de la realidad que me interesaba reflejar.

5:21 PM  
Anonymous Anonymous said...

Y por lo que veo, lo querés dejar por triplicado! que burocracia!

Nimo

7:07 AM  

Post a Comment

<< Home